Giro, bendita locura

Giro, bendita locura
RCS.

Jonathan Caicedo ganó la tercera etapa con final en el Etna, en una jornada llena de sorpresas.

La gran ronda italiana es dura y bella, pero también impredecible. Y el resultado de la etapa 3 del actual Giro casa con esa descripción. Ha sido una primera jornada de montaña descontrolada, impredecible, que ha ganado en solitario uno de los escaladores emergentes de Latinoamérica: el campeón ecuatoriano Jonathan Caicedo.

La etapa ya comenzó movida, con caída de Geraint Thomas en la salida neutralizada. Según su equipo, un bidón suelto se enganchó en su rueda delantera y fue al suelo, golpeándose fuerte la cadera. Lo cierto es que la caída acabó condicionando, en gran parte, el desenlace de la etapa.

Etapa monopuerto, pero con trampas

etapa 3 giro 2020 perfil etna
RCS.

Thomas, dolorido y con el maillot desgarrado, se reincorporó y reintegró de nuevo en el grupo con ayuda de sus compañeros. Poco después, con la salida lanzada, no tardaron en saltar corredores para formar la fuga, que hoy se prevía numerosa.

El perfil de la etapa, aunque monopuerto, escondía hasta cinco cotas no puntuables repartidas por el recorrido, que añadían un punto extra de dureza que luego podría acabar pagándose en el Etna. El volcán siciliano aguardaba en los últimos 18 km con una nueva vertiente y predicciones de lluvia y fuerte viento.

La fuga hace camino

Ocho corredores formaron la escapada del día: Rumac, Holmes, Romano, Craddock, Campenaerts, Bjerg, Visconti y Caicedo. Gente contrastada y con experiencia como Campenaerts, Holmes, Craddock o Visconti junto a otros bajo el rada pero ambiciosos como Romano, Rumac o Caicedo. Una buena combinación que hizo camino en el terreno agreste y quebrado previo al Etna.

Por detrás, Mitchelton-Scott fue el equipo que más tiró del pelotón, adelantando un posible movimiento de su líder Simon Yates en el Etna. Por su parte, Ineos, el equipo del líder de la carrera, Ganna, se mantuvo en la retaguardia, más preocupado de proteger a Thomas que de dar la caza a los fugados.

La escapada fue muy peleona y mantuvo un interesante pulso con el gran grupo, siendo capaces de mantener la ventaja por encima de los cuatro minutos hasta la aproximación de la subida. Mitchelton se vio incapaz de establecer un ritmo de caza más serio, algo que podía significar dos cosas: no había interés por la etapa o su líder no iba bien.

Thomas se hunde

Tras el sprint intermedio de Zafferana Etnea, a 42 km de meta, la etapa adquirió otro cariz y se iba decantando definitivamente para la fuga. La fuga se iba desmembrando poco antes de comenzar la subida, dejando en cabeza a sus mejores hombres cuesta arriba: Visconti y Caicedo.

En el pelotón, Trek se puso a tirar para imprimir ritmo de aproximación al puerto. Sin ser muy selectivo, la aceleración hizo que Thomas se descolgara sorprendentemente del grupo, antes de empezar el puerto. Ganna, la maglia rosa, tuvo que dejarse caer para ayudar, junto a otros compañeros, al malogrado británico, que enterró todas sus opciones de ganar el Giro hoy. Entró en meta a más de 12 minutos y aún no se sabe si saldrá mañana.

Yates también cede

Pero las sorpresas no acabaron aquí. La etapa acabó siendo más dura de lo que parecía en un principio y la siguiente víctima fue la otra figura británica de este Giro: Simon Yates. El de Mitchelton cedió a 9 km del final, en mitad de la ascensión, cuando apuntaba a ser uno de los mejores favoritos hoy.

Su equipo lo justificó como un mal día de su líder, que limitó como pudo sus pérdidas con ayuda de su gregario Jack Haig. Finalmente perdió en meta 4:22, 3:31 con respecto al grupo de favoritos. Ahora el británico baja del 8º al 25º puesto de la general, a 3:46 del liderato.

Ciclismo sin equipos

Descolgados Thomas y Yates, la carrera entró en una fase de incertidumbre y vacío de poder. Los dos grandes favoritos al triunfo final, los que llegaron al Giro en la mejor forma y avalados por buenos resultados, habían perdido sus opciones en la tercera etapa. No había un equipo dominador, ni Mitchelton, ni Trek, ni Ineos. Esa fue la circunstancia ideal para que los fugados mantuvieran la ventaja y se jugaran la victoria de etapa.

Caicedo acabó soltando a Visconti en las rampas finales del Etna, que este año estrenaba paso por su vertiente norte, más arbolada y de aspecto más ‘alpino’, a la que acompañó la lluvia. Mientras, por detrás, la ausencia de un patrón, de un mando de la carrera, hizo que viéramos una batería de ataques de secundarios y outsiders (Castroviejo, Vanhoucke). Hasta que una aceleración de Fuglsang, seguida de otra de Nibali, dentro de los últimos tres kilómetros, hizo la selección definitiva.

Almeida, nueva maglia rosa

Caicedo llegó a meta primero tras exhibirse en las rampas finales del puerto, que en su kilómetro final alcanzaban el 11%. A 21 segundos llegó Visconti, 10 segundos después el belga Vanhoucke y detrás Kelderman y lo que queda de los favoritos al Giro: Nibali, Fuglsang, Majka, Pozzovivo, Kruijswijk y Almeida. El joven portugués, gracias a su gran crono inaugural, se coloca líder, con sólo 28 centésimas de ventaja sobre Caicedo.

El Giro está loco, no hay un gran favorito, ni un gran equipo. Pero sí muchas cuentas pendientes, numerosos jóvenes con ambición y un escenario duro y bello en el que brillar.

Resultado de la etapa 3 del Giro 2020

  1. Jonathan Caicedo (ECU – EF) 4:02:33
  2. Giovanni Visconti (ITA – Zabù) a 21
  3. Harm Vanhoucke (BEL – Lotto) a 30
  4. Wilco Kelderman (HOL – Sunweb) a 39
  5. Jakob Fuglsang (DIN – Astana) a 51

Clasificación general

  1. Joao Almeida (POR – Deceuninck) 7:44:25
  2. Jonathan Caicedo (ECU – EF) m.t.
  3. Pello Bilbao (ESP – Bahrein) a 37
  4. Wilco Kelderman (HOL – Sunweb) a 42
  5. Harm Vanhoucke (BEL – Lotto) a 53
  6. Vincenzo Nibali (ITA – Trek) a 55
  7. Domenico Pozzovivo (ITA – NTT) a 59
  8. Brandon McNulty (USA – UAE) a 1:11
  9. Jakob Fuglsang (DIN – Astana) a 1:13
  10. Steven Kruijswijk (HOL – Jumbo) a 1:15

Deja una respuesta