Líquido para Frenos de bicicleta

Líquido frenos
0
(0)

El líquido de freno transmite la potencia que ejerces en la maneta a la pinza de freno.

El agua puede realizar esta función, pero la temperatura que puede alcanzar el líquido durante una frenada larga llevaría rápidamente el agua a ebullición, convirtiéndola en gas (lo que llamamos coloquialmente « burbujas de aire »): con una cantidad de gas suficiente, el freno perdería toda su potencia y no reaccionaría a los movimientos de la maneta.

Los fabricantes de frenos usan un líquido cuyo punto de ebullición es muy superior al del agua: el DOT  o el mineral.

¡Nunca los mezcles! No utilices un kit de purga que te haya servido para el DOT en unos frenos con líquido mineral o viceversa.

Líquido DOT

Este líquido, usado también en coches y motos, tiene un estándar común. Es decir, que las fórmulas para obtenerlo siempre son iguales, sea cual sea la marca. Con el paso de los años, este líquido se ha ido perfeccionando y actualmente hay varias versiones del DOT. En orden cronológico serían: DOT3, DOT4, y DOT5.1.

Se pueden mezclar entre ellos ya que presentan una base idéntica: el glicol. Cuando salen del envase, tienen una temperatura mínima de ebullición «en seco» de: 205° C el 3, 230° C el 4, y 270° C el 5.1.

Sin embargo, este líquido es higroscópico, lo que significa que absorbe rápidamente el agua y eso reduce la temperatura de ebullición. Aunque parezca que el circuito de freno es estanco, deja pasar la humedad (en torno a un 3 % por año). El agua se mezcla con el líquido de freno hasta el punto de que si no usas la bici, tendrás que purgar el freno al menos una vez al año. Además, el DOT es un líquido que corroe la pintura y el barniz, entre otros elementos, por lo que recomendamos usarlo con precaución.

Mas información: hay una versión DOT5 con base de silicona que no es compatible con el resto de líquidos DOT y que apenas se usa en ciclismo porque genera problemas en la compresión.

Líquido Mineral

Para evitar problemas de durabilidad en el líquido y la corrosión que genera, marcas como Shimano, Magura o Tektro usan un líquido de freno que no está estandarizado: el mineral.

Cada marca tiene su propia fórmula, por eso recomendamos no mezclarlos nunca. Son líquido que repelen el agua y mantienen siempre el mismo punto de ebullición. (Por ejemplo, 120º C para el Magura Royal Blood o 280º C para el de Shimano).

¿Te ha parecido interesante este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuarlo!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.